4 de octubre de 2011

Cake de pistachos y especias.




Esta receta se basa en el "fustuq cake" elaborado por Carlos Valencia, maestro repostero, como el diría he tuneado algún ingrediente, en concreto la manteca de vaca se ha sustituído por mantequilla, y la cassia (canela china) por canela molida común.




Ingredientes:




200 gr. de mantequilla ó manteca de vaca.


350 azúcar glass.


250 gr. huevos.


350 gr. harina


8 gr. levadura royal.




Elaboración:




En una amasadora con el accesorio pala, blanquear la mantequilla que estará a temperatura ambiente con el azúcar, cuando esté cremoso, añadir los huevos que estarán a 35 ºC (poner unos segundos en microondas a potencia media).


Añadir los huevos poco a poco, batidos.


Tamizar la harina y la levadura, añadir poco a poco.


Dividir la masa en tres partes iguales (unos 350 a 370 gr.)




Masa 1:




50 gr. pasta de pistacho.


8 gr. de canela molida o cassia.




Masa 2:




40 gr. leche entera.


6 gr. pimienta roja molida.


12 gr. cacao puro en polvo.




Masa 3:




1,5 vainas de vainilla molida.




La pasta de pistacho (en el caso de no encontrarla) se puede obtener moliendo los pistachos verdes, y agregando un poco de aceite de girasol, por ejemplo en una THmix.




Introducir las masas en 3 mangas pasteleras, forrar un molde de cake con papel de horno, ir depositando alternativamente masas en el molde, hornear unos 80 minutos a 170 ºC.


A los pocos minutos de cocción, preparar un poco de mantequilla líquida, untar un cuchillo, trazar una línea en el cake, con el objeto que desarrolle.


Retirar y preparar el glaseado.




Glaseado de pistacho:




35 gr. pistachos troceados pequeños.


100 gr. azúcar glass.


25 cc. agua.




Mezclar todos los ingredientes en frío, glasear el cake que estará caliente, envolver en papel film y conservar en frigorífico, dura varios días.




Observaciones: Este cake es delicioso, al degustarlo se aprecian perfectamente los distintos ingredientes que contiene, finalmente deja un repunte de pimienta en nuestra boca, un contraste agradable para un cake.